¡Detecta rápidamente un fraude!

  

En temas de ciberseguridad, hay una regla clave:

si te parece raro… es que no somos nosotros

Toma nota de los recursos más utilizados y aprende a detectar rápidamente un fraude

 

Canales más utilizados

Los TOP 4 son correo electrónico, SMS, WhatsApp y llamada telefónica. Así que presta atención a quién te envía un email o desde qué número se ponen en contacto contigo.

Mensajes de urgencia

Nada es para ya. Los ciberdelincuentes quieren meterte prisa para que no tengas tiempo de pensar demasiado. Te dirán que ha surgido un problema urgentísimo, que accedas a un link para solucionarlo… Y que si no haces lo que te dicen pueden quedar tus cuentas bloqueadas o perder el acceso. ¡Ni caso!

Datos personales

No des tus datos personales, claves, ni fechas de caducidad de tu tarjeta…  Si nosotros necesitamos tus datos para algo, lo haremos tras un proceso de identificación previo y a través de ptras vías.

Faltas de ortografía

Palabras en otro idioma, caracteres extraños, faltas de ortografía… Son pequeños detalles que pueden darte pistas de que no somos nosotros.

Fenómenos extraños

¿Un premio que no esperabas o una paga de algún organismo oficial caído del cielo? Lo sentimos, pero si parece demasiado bueno… es un fraude. ¡No des datos para aceptar un Bizum! Y si, por ejemplo, tienes problemas con tu tarjeta SIM o te quedas sin línea telefónica, contacta con tu compañía para ver qué está sucediendo.

Precaución y defensa

Tres últimos consejos: ten antivirus en tus dispositivos actualizado, no accedas a tu banca online a través de wifis abiertas y no compartas tus contraseñas ni claves de firma.

 

En resumen, siempre que haya algo que te haga sospechar, es mejor que contactes con nosotros antes de hacer ningún movimiento